twitter


Vale, la primera receta. Será sencilla y que sirva como prueba. Espero poder publicar fotos de los platos que aquí exponga.
Ahí va.

Ingredientes:
Tomates cherry (de esos que parecen tomates en miniatura).
Queso fresco sin sal (si es griego o de ese tipo, también vale. Yo también lo he hecho con queso semicurado de oveja o cabra y sale murrico).
Palitos de madera para brochetas (como suelen ser muy largos yo los parto por la mitad, así quedan mejor en la presentación).

Como hacerlo:
Partir los tomates por la mitad.
Cortar el queso en dados (un poco mas pequeños que los tomates).
Pinchar primero medio tomate y a continuación un taco de queso, medio tomate y un taco de queso. Finalmente cerrar con medio tomate.
Disponer en un plato redondo como si fueran los radios de una bicicleta.
Salpimentar por encima.
Esparcir orégano por encima de cada brocheta.
Regar cada brocheta con un hilo de aceite de oliva virgen.

Recomendación:
Para que al servir el plato, no se muevan las brochetas descolocando la presentación, se pueden servir sobre un lecho de lechuga que haga de sujección. Esto es, limpiamos lechuga (no está entre los ingredientes, lo se), la picamos fina y antes de colocar las brochetas en el plato, colocamos sobre éste el picado de lechuga hasta que quede bien tupido. Una vez cubierto el plato con la lechuga, colocaremos las brochetas y procederemos como hemos descrito anteriormente.


Ale, a disfrutar.

4 comentarios:

  1. Un plato muy refrescante para esta temporada, has dado en la diana, como comienzo no está nada mal. Estaba muy rico, gracias. :)

  1. Bien !! Pepel!! Ya estaba deseando ver este Blog.
    Soy Luis de Fuengirola.
    Un saludo desde el Sur.

  1. El blog es muy interesante pero esta receta es un poco... obvia...

  1. Me encanta esta receta, yo le añadí por mi cuenta una anchoa enrollada, deliciosa.